Pixel Emocional

Una herramienta para conectar con tus emociones de forma creativa. Utiliza día a día el pixel emocional y crea una obra de arte muy personal.

pixel

¿Cómo te sientes hoy?

Nuestras emociones hablan de nuestras necesidades físicas y relacionales por eso es importante poder escucharlas. Pero prestarles atención no siempre es fácil. Por esta razón te invitamos a utilizar este recurso, el cual te facilitará la tarea de escuchar tus emociones.

El Pixel emocional es un calendario para aumentar la autoconciencia de tus emociones. Es decir, un recurso para que puedas aprender a identificar tus emociones y a distinguirlas entre ellas.  Con el Pixel emocional podrás conseguir esto de una manera divertida y creativa.

Podrás escoger el color que mejor se adapte a tus 6 emociones básicas, que desde el enfoque Humanista Integrativo son: amor, miedo, alegría, tristeza, poder y rabia, y colorear cada día con la emoción predominante. Así, poco a poco, obtendrás tu propio y colorido mosaico emocional. De tal forma que además de saber identificar y ser consciente de qué emoción está más presente cada día, al final del año podrás observar qué emociones han sido las más predominantes en tu vida.

Completar el Pixel emocional es muy sencillo. En la columna de la izquierda encontrarás los días, mientras que en la fila superior verás los meses. Tienes dos casillas por día para colorear, las cuales puedes utilizar bien para diferenciar entre mañana y tarde o para poder anotar dos emociones presentes en un mismo día (aunque esto también podrías representarlo dividiendo la casilla en dos). Lo más importante es que por unos minutos cada día puedas parar, dejarte sentir y escuchar y expresar tus emociones de manera creativa. ¡Que lo disfrutes!

Emociones para Pixel

Alegría: es la emoción que sentimos cuando sucede algo que nos hace ilusión, que deseábamos que sucediera y queremos celebrar. Sus expresiones más comunes son la risa, la energía, las sonrisas.

Tristeza: es la emoción que se encuentra en la falta de ilusión, que aparece ante las pérdidas y nos ayuda a procesar estas, rupturas y nos sentimos encogidos y sin energía. Nos ayuda a liberar el dolor emocional. Su expresión más común es el llanto y la falta de energía.

Amor: es la emoción que emerge de los vínculos con otras personas, con animales, con el mundo y con nosotros mismos. Se incluye la cercanía, el afecto, el deseo de bienestar del otro y del propio, el respeto. Sus expresiones más comunes son la expresión del afecto en palabras, sensación de bienestar con los demás y con uno mismo, el contacto físico y el respeto de las necesidades de otros y las propias.

Miedo: es la emoción que nos mantiene alerta, que nos avisa del peligro. Sus expresiones más comunes son el llanto, los gritos, el temblor, la necesidad de esconderse o de huir. Nos conecta con nuestra supervivencia.

Poder: es la emoción del empoderamiento, la que nos reafirma y nos ayuda a valorarnos como personas. Nos permite poner límites. Sus expresiones más comunes son corporales.

Rabia: es la emoción que sirve para expresar lo que nos resulta injusto y para darnos cuentas de qué límites queremos poner. Su expresión más común son las discusiones, el tono de voz elevado etc.

Los sentimientos y las emociones son el lenguaje universal que debe ser honrado. Son la expresión auténtica de quienes somos.

Comparte este recurso

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin